© Reuters. El dólar, al alza; el euro desciende tras su repunte© Reuters. El dólar, al alza; el euro desciende tras su repunte

Investing.com – El dólar ha ganado posiciones con respecto a las demás monedas principales este lunes tras conocerse que el crecimiento laboral de Estados Unidos se ha enfriado en diciembre, lo que no ha provocado muchos cambios en las expectativas acerca de las futuras subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal este año.

El índice dólar, que sigue la evolución de esta moneda con respecto a una cesta de otras seis divisas principales, avanzó un 0,25% hasta 91,98 a las 9:07 horas (CET), por encima de los mínimos registrados el 2 de enero en 91,47, su cota más baja desde el 20 de septiembre.

El Departamento de Trabajo anunció el viernes que la economía de Estados Unidos ha creado en noviembre 148.000 empleos, muy por debajo de las expectativas que apuntaban a la creación de 190.000 empleos nuevos.

El dólar retrocedió brevemente hasta registrar mínimos de la sesión tras el informe para después recuperar terreno.

Los datos de empleo no parecen ir a alterar las expectativas de los inversores en cuanto a las subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal en su reunión de marzo. Los funcionarios de la Fed han previsto tres subidas de los tipos de interés este año y dos en 2019.

Las subidas de los tipos de interés tienden a impulsar el dólar, haciendo más atractiva la divisa estadounidense a ojos de los inversores que buscan un mayor rendimiento.

La divisa estadounidense abrió el año con mal pie después de que el índice dólar descendiera en torno a un 9,8% en 2017, su mayor caída anual porcentual desde 2003.

El dólar se ha visto presionado por las expectativas que apuntan a una aceleración de la implementación de ajustes de la política monetaria fuera de Estados Unidos, lo que reduciría las diferencias entre la Fed y otros bancos centrales.

El dólar ha perdidos posiciones con respecto al yen, subiendo el par USD/JPY un 0,25% hasta el nivel de 113,33.

El euro ha retrocedido, dejándose el par EUR/USD un 0,25% hasta el nivel de 1,1999.

Tras arrancar el año bien fuerte, la moneda única registró máximos de cuatro meses el jueves en 1,2088, lo que la sitúa a escasa distancia de los máximos registrados en septiembre en el nivel de 1,2092, su cota más alta desde principios de 2015.

La libra perdió posiciones con respecto al más firme dólar, dejándose el par GBP/USD un 0,26% hasta el nivel de 1,3538.

Los dólares australiano y neozelandés también perdieron posiciones, dejándose el par AUD/USD un 0,41% hasta el nivel de 0,7832 y el NZD/USD, un 0,15% hasta 0,7160.